La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que unos 350 millones de personas en todo el mundo tienen diabetes y considera que la cifra podría duplicarse en las próximas dos décadas.
La diabetes aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no es capaz de utilizar de manera eficaz la insulina que produce. La insulina es una hormona segregada por el páncreas que se encarga de que el azúcar presente en el torrente sanguíneo entre en las células y estas puedan obtener energía. Pero si el azúcar no puede llegar a las células para convertirse en energía, se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles perjudiciales.
Existen dos tipos principales de diabetes. La tipo 1 se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. En cambio, la diabetes tipo 2 se da porque el organismo utiliza la insulina de manera ineficaz.
La del tipo 2 representa aproximadamente el 90% de los casos mundiales de diabetes y se debe, en gran medida, a un peso corporal excesivo y a la inactividad física. “Hasta hace poco, este tipo de diabetes solo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños”, subraya la OMS.
Ante el gran número de casos de diabetes, varios expertos ofrecen sus recomendaciones para mantener la enfermedad bajo control.

Consejos
Cuidados para que no se salga de control la enfermedad:

1. Prevención
Aunque la diabetes tipo 1 no se puede prevenir, existen medidas eficaces para evitar la tipo 2.
“Se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición”, destaca la OMS. Algunas de las medidas son tener un peso saludable, mantenerse activo físicamente o evitar el consumo de tabaco.
Una experta en Endocrinología y Nutrición, indica que una alimentación saludable “puede ayudar a prevenir la aparición de ese tipo de diabetes y un estilo de vida saludable es una parte importante para el control efectivo de todas las formas de diabetes y evitar complicaciones”.

2. Dieta
Para los diabéticos se recomiendan las mismas pautas de alimentación que para la población general, es decir, la dieta mediterránea; esto es reducir el consumo de carnes e hidratos de carbono en beneficio de más alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas.

3. Evite las dietas “yoyo”
Científicos han comprobado que los pacientes que  vuelven a ganar peso tras seguir una dieta de adelgazamiento son más susceptibles de padecer resistencia a la insulina y, a la larga, desarrollar diabetes.

4. Cuidado con productos “light”
Experto en nutrición asegura que “un producto que viene con la etiqueta ‘light’ puede contener niveles de azúcar no aptos para un diabético ya que, a pesar de haber bajado la proporción de azúcar, ésta puede seguir siendo demasiado elevada. Además, puede que se llame ‘light’ porque ha disminuido el porcentaje de otro ingrediente que no sea el azúcar”.

5. Haga ejercicio físico
La contracción muscular provocada por el ejercicio consume glucosa y previene las complicaciones de la diabetes. Sus beneficios se producen a otros niveles: mejora las cifras de tensión arterial, de colesterol y la función cardiovascular”.

6. Fomente la independencia de los niños
Si su hijo tiene diabetes, “enséñele a valorar por sí mismo sus resultados e involúcrelo, en función de su edad y madurez, en el tratamiento de su enfermedad y en los controles”, aconsejan psicólogos.

De igual modo, sugieren ir dando al niño pequeñas responsabilidades. “Considérele capaz de ir aprendiendo y manejando el tratamiento de la enfermedad igual que un niño sin diabetes puede aprender tareas de su vida cotidiana”, precisan.

8. Cuide sus pies
Es necesario revisarlos cada día en busca de cualquier pequeña rozadura, herida o enrojecimiento. “Si detecta lesiones en los pies no las manipule y consulte al personal sanitario que le atiende. Nunca trate de quitarse usted mismo los callos”, advierten los.
 “Hay que mantener los pies limpios, lavándolos a diario con agua tibia y jabón. El secado debe ser minucioso y debemos esforzarnos para eliminar la humedad de la zona interdigital”, indican.
“Para el cuidado de las uñas, se deben utilizar tijeras de punta roma y lima de cartón. Todo ello con buena luz y sirviéndose de la ayuda de una lupa y un espejo si fuera necesario. Nunca hay que usar tijeras de punta afilada, cortauñas u otros objetos punzantes. Tampoco limas metálicas, callicidas ni piedra pómez”, precisan.
“Las uñas deben cortarse de forma recta evitando cortar los lados. En cualquier caso, siempre que no se puedan realizar estos cuidados con la precisión que requieren, debe acudirse al podólogo”, manifiestan.

9. Sométase a revisiones oftalmológicas
“Si tiene diabetes, corre el riesgo de presentar retinopatía diabética, una patología que, si no se trata, puede ocasionar pérdida de visión”, apuntan los especialistas. Para prevenir esta afección, aconsejan someterse a revisiones oftalmológicas una vez al año.
EFE /Agencias

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...