San Antonio de Padua, la talla en madera del santo catalogada como arte sacro del siglo XVIII, regresará a Jiutepec tras haber sido robada en 2002, informó ayer el alcalde Rafael Reyes Reyes.  
A través de su cuenta en Facebook, el edil informó haber sido testigo del proceso de repatriación de la pieza a México, desde Estados Unidos, a donde fue trasladada después de haber sido sustraída.  
La escultura del santo fue localizada en una colección privada a la que llegó de forma ilícita después de que fue robada de la iglesia de Santiago Apóstol, en la cabecera municipal, durante las fiestas patronales de 2002, cuando el alcalde era el panista Liborio Román Cruz Mejía.  
Rafael Reyes, quien fue invitado al acto de entrega por la titular de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, Alejandra Frausto, informó que la recuperación de la pieza se debió gracias a “un esfuerzo común entre los gobiernos de México y Estados Unidos”.  
Agregó que la imagen entrará en un proceso de restauración a cargo de personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), antes de ser restituida al patrimonio cultural de Jiutepec y Morelos.  
“Destacamos el trabajo hecho por la administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador para lograr la restitución de diferentes bienes patrimoniales a México”, añadió el alcalde.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ  
/Antonieta.sanchez@diariodemorelos.com   


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado