compartir en:

 Parte del rostro del cuerpo de un hombre que tenía 12 horas de muerto, fue devorado por los perros, luego de que fuera asesinado y abandonado en la calle Piscis, de la colonia Universo, de Cuernavaca, en donde vecinos evitaron que los canes siguieran comiéndoselo.