compartir en:

Tras la detonación del artefacto explosivo en la isla de Manhattan, las autoridades de la Gran Manzana se movilizaron para buscar otros artefactos explosivos y ayudar a la población.

Tras peinar la zona cercana a la explosión, se encontró lo que parece ser una bomba improvisada dentro de una olla de presión, similar a la que se utilizó para los ataques terroristas de la Maratón de Boston en 2013.

En conferencia de prensa llevada a cabo horas después del incidente, el alcalde de Nueva York Bill Di Blasio señaló que la detonación parece ser “intencional”, pero que no se tienen pruebas de que se trate de un acto relacionado con el terrorismo.

De destacarse una vez más fue la rápida reacción del Cuerpo de Bomberos de Nueva York, quienes rápidamente se dirigieron a la zona de la explosión para ayudar a la población que, presa de pánico, "corría por sus vidas" luego del estruendo.