compartir en:

Cuernavaca, Morelos.-  La eficacia de las investigaciones realizadas por la Fiscalía de la Región Oriente permitió el esclarecimiento del feminicidio de una menor de 4 años de edad, con la aprehensión del padrastro de la víctima al que se le imputa el crimen.

Esta tarde, la Policía de Investigación Criminal (PIC) ejecutó la orden obsequiada por el aparato de justicia en contra de Francisco “N”, quien fue puesto a disposición del Juez de Control para que responda por este feminicidio.
Ello se logró luego de la inmediata investigación emprendida, tras la aparición del cuerpo sin vida de la menor la madrugada del martes pasado en un vehículo compacto con placas de circulación del estado de Puebla, abandonado en el kilómetro 3.5 de carretera federal Cuernavaca-Cuautla.

La Fiscalía de la Región Oriente pronto logró la identificación de la niña de 4 años, así como de la madre, a la que se ubicó en un domicilio en el municipio de Jiutepec, además del padrastro, al cual se logró asegurar ayer en posesión de droga, ya que es adicto a los enervantes.

Con los indicios de prueba presentados por el Ministerio Público al juez de control, esta autoridad liberó por la mañana de hoy la orden de aprehensión solicitada, la cual se ejecutó en las instalaciones centrales de la Fiscalía General del Estado, donde permanecía el imputado por delito contra la salud.

De acuerdo a los hechos, Francisco sustrajo de su hogar a la menor el domingo pasado, no obstante que existía una orden de restricción para acercase a ella y al domicilio de la madre, girada por la Fiscalía de la Región Oriente, dado que ejercía violencia familiar contra ella.

A bordo del vehículo se trasladó al estado de Puebla, y a su retorno abandonó la unidad para internarse al monte donde consumió droga, mientras la niña de 4 años, a la que dejó encerrada en el vehículo, padecía deshidratación y falta de alimentos, lo que al parecer causó de su muerte.

Con el esclarecimiento de este caso, la FGE cumple con el compromiso de actuar de manera invariable con apego a la legalidad, transparencia y certeza jurídica en el combate efectivo a la impunidad; con lo cual se acredita que en el Gobierno del Estado de Morelos estamos haciendo las cosas bien.