La policía alemana informó hoy en Friburgo (suroeste del país) de ladetención de una madre acusada de haber vendido en varias ocasiones a través de internet a su hijo de nueve años para que sufriese abusos sexuales.

 

La operación policial, que comenzó en septiembre, terminó con la detención de la mujer, de 47 años, y su compañero sentimental, de 37 años, así como con el arresto de cuatro varones, entre ellos un español de 32 años, que fue arrestado en España y se encuentra ya en Alemania en prisión preventiva.

Esos cuatro hombres tienen entre 32 y 49 años, proceden de distintas nacionalidades y fueron arrestados en tres países.

Los seis están acusados de haber infringido 'graves abusos' sobre el menor, según una portavoz de la policía del "Land" de Baden-Württemberg.

Según la Oficina de Investigación Criminal (LKA) de este estado federado, se trata del "caso más grave de abusos sexuales que han abordado los investigadores hasta la fecha en Baden-Württemberg".

La policía, que abrió la investigación a raíz de un aviso anónimo el pasado otoño, arrestó apenas cinco días después a la pareja, que desde el pasado septiembre está en prisión preventiva.

A continuación se dedicó a buscar a otros agresores y detener al resto de sospechosos con la colaboración de fuerzas de seguridad extranjeras.

La víctima se encuentra bajo la protección de los servicios sociales, según la policía.