compartir en:

Madrid.- La Unidad Central Operativa detuvo al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y a su hijo Gorka, en una operación anticorrupción ordenada por la Audiencia Nacional.

Los delitos por los que han sido detenidos son administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares, falsedad documental y posible alzamiento de bienes, todo ello en relación con la organización de partidos internacionales.

Prevén una decena de detenciones, incluidas la del vicepresidente de la Federación y presidente de la Federación tinerfeña, Juan Padrón, y la del secretario de esa federación regional.

Se sospecha que los investigados podrían haberse beneficiado personalmente a través de distintas empresas y en perjuicio de la Federación Española de Fútbol de la organización de esos partidos.

Staff Diario de Morelos.