La Policía italiana detuvo hoy a otros dos sospechosos de la violación en grupo y el asesinato de una chica de dieciséis años, Desirée Mariottini, en un edificio ocupado en Roma, un caso que ha suscitado conmoción en el país.

El jueves la policía detuvo a dos senegaleses de 26 y 43 años sin documentos legalespara residir en Italia y después a un tercer sospechoso, un nigeriano de 46 con permiso de residencia en la capital italiana por motivos humanitarios, informaron fuentes del Ministerio de Interior.

Ahora, el ministro del Interior, Matteo Salvini, confirmó el arresto de una cuarta persona de la que solo dijo que es "un inmigrante clandestino". Los medios locales detallaron que se trata de un gambiano y que ha sido localizado por la policía en la ciudad de Foggia, en la región de Apulia (sur), en las proximidades de un centro para inmigrantes, presuntamente huyendo de Roma al saberse perseguido.

 

Los investigadores tratan ahora determinar si hubo más sujetos implicados y qué papel desempeñó cada uno de los ya detenidos en el asesinato de Desiree Mariottini.

 

La semana pasada, el cuerpo de la niña de 16 años fue hallado en un edificio ocupado conocido como "La Casa de la droga", donde se vende y consume heroína, en el histórico barrio de San Lorenzo de Roma.

 

Te puede interesar: Una docena de hombres violo y mato joven de 16 años

 

La policía reveló que Desirée fue violada por varios hombres desde la tarde del jueves 18 de octubre. La drogaron, la dejaron inconsciente y abusaron sexualmente de ella una docena de personas. Desirée murió el 19, por lo que su calvario duró más de 10 horas. Murió asfixiada, se cree que le taparon la boca con una mano para que no gritara.

Los investigadores aún tratan de averiguar por qué Desirée ingresó al edificio tomado. Algunos periódicos dicen que estaba tratando de recuperar el teléfono que le habían robado, otros que intentaban recuperar el teléfono que había entregado a cambio de una dosis, y otros que directamente quería comprar drogas. Lo que sí se sabe es que desde agosto seguía el programa Sert, el servicio ofrecido por el sistema nacional de salud para drogadictos.

La muerte de la adolescente hizo que Salvini anunciase ayer el desalojo de estos centros: "Haré todo lo que sea para que estos gusanos culpables de este horror paguen hasta el final su infamia", declaró.