De acuerdo con una investigación del Human Society International, en coordinación con la UNAM, en México fue detectada la venta de carne de caballo como si fuera de res en distintas carnicerías, mercados y puestos informales del país.

La carne de equino fue detectada en la ciudad de Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Pachuca, San Vicente Chicoloapan y Ciudad de México.

Asimismo, dichas instituciones aseguraron que en las muestras de carne también encontraron un grado considerable de clembuterol, sustancia que se administra a los caballos para su desarrollo y que resulta altamente toxica en consumo humano.

Los investigadores examinaron 433 muestras de carne cocinada y cruda, mientras que se entrevistaron con al menos 399 vendedores.

De dicho levantamiento, más de 40 muestras arrojaron resultados positivo de ser carne de caballo; mientras que otras 29 destacaron una presencia alta de clembuterol.

Al ser cuestionados, los carniceros aseguraron desconocer que comercializaban carne de caballo.

De tal forma, el estudio señala que México es el segundo mayor productor de carne equina en el mundo, sólo después de China.

Según la Secretaría de Economía (SE), durante 2015 México exportó cerca de 3 mil toneladas de carne de caballo por un valor de casi 9 millones de dólares.