compartir en:
Embed video: 

La creencia en un ser superior que da sentido a la existencia ha sido hasta ahora una circunstancia que se cree exclusivamente humana porque en términos científicos requiere de la capacidad de pensamiento complejo que, al menos en este planeta, sólo ha desarrollado el Homo sapiens.

Sin embargo, esto podría estar al menos en duda, debido a un estudio científico cuyos resultados recién se publicaron y los cuales, grosso modo, sugieren que un grupo de chimpancés en África ha desarrollado un sistema ritual o religioso en el que parece existir la figura de un “dios” al cual se le rinde culto.

El descubrimiento y posterior investigación se realizó por un equipo encabezado por Laura Kehoe, estudiante de doctorado en la Universidad Humboldt de Berlín, quien junto con sus colegas escondió cámaras en zonas naturales de Guinea para estudiar el comportamiento de dichos primates.

Entre las observaciones realizadas, la que más llamó la atención de los científicos fue la de un acto repetido en el cual los chimpancés arrojaban piedras a un árbol, las apilaban en las inmediaciones de su tronco e incluso se preocupaban por llenar huecos en su tronco con las rocas.

Lo notable es que, a diferencia de lo que sucede con casi todas las conductas animales, que en general tienen un propósito funcional claro y elemental, es decir, sirven para algo en el marco de su supervivencia como individuos y especie, en este caso no parece existir dicha cualidad. A menos que se piense en esas acciones desde una perspectiva ritual, lo cual tiene coherencia si además se toma en cuenta que estas fueron acciones que el mismo grupo de chimpancés repitió en distintos momentos.

¿Será entonces que la religión también es un comportamiento estrictamente evolutivo, y los chimpancés no están más que siguiendo la misma ruta que siguieron nuestros antepasados homínidos?