compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Miguel Rojas Esquivel, indicó que 10 puntos en el Paso Express, por los que entra y sale agua, ameritan ser monitoreados para descartar otro socavón.
Rojas Esquivel, quien colabora en la remediación del derrumbe de carriles, a la altura del kilómetro 93+800, en Chipitlán, agregó que lo que ocurrió no puede minimizarse, pero el riesgo está controlado con monitoreo, minuto a minuto.
Acerca del resto de la obra, descartó que sean 45 puntos de riesgo, como señaló la Coordinación Estatal de Protección Civil; de los 27 de entrada de agua referidos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) señaló que 10 van a ser valorados y monitoreados por la CMIC para prevenir.
Miguel Ángel Rojas aclaró: “En estos puntos se revisará que, en la ampliación de la vía de comunicación, de cuatro a 10 carriles, la empresa constructora haya valorado de forma adecuada la capacidad de desagüe de los ductos que conducen el agua”.
Puntualizó que la selección de puntos que la CMIC hizo para revisión no significa que el resto no tenga algún grado de riesgo, sólo que sería menor.
El presidente de la Cámara de la Construcción dijo que la medida que los gobiernos estatal y federal llevaron a cabo, de disminuir el flujo de vehículos particulares y pasajeros por la zona, como ocurrió la noche del domingo, es resultado de la atención que se está poniendo en el tema, de allí que haya aseverado que “el riesgo está más controlado”.
Añadió que, de igual manera, la situación con los vecinos es cada vez menos difícil, luego de que en la parte del carril norte-sur se está vigilando que el nivel del agua que entra no rebase la altura de los muros que se colocaron.
En todo caso, afirmó, que el agua busque una salida sin riesgo para las personas, en tanto que se llevan a cabo las obras.
En el carril sur-norte, hicieron los arreglos correspondientes sobre el andador, con la autorización de los vecinos para que entrara la maquinaria.

"En estos puntos se revisará que, en la ampliación de cuatro a 10 carriles, la empresa constructora haya valorado de forma adecuada la capacidad de desagüe de los ductos que conducen el agua.” Miguel Rojas Esquivel, Pdte. de la CMIC.

 

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]