compartir en:

Ciento sesenta y cinco máquinas tragamonedas aseguradas por agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) en varios operativos realizados en los municipios de Morelos, entre ellos en Cuernavaca, fueron destruidas como parte del combate al delito de violación a la Ley Federal de Juegos y Sorteos.