compartir en:

El gorila Bantú fue destazado y decapitado durante la necropsia que se le práctico, de acuerdo con imágenes en poder del diario El Universal.

En las gráficas presentadas en blanco y negro por el medio, se observa el cadáver del ejemplar desmembrado sobre una plancha metálica.

Bantú murió durante su traslado del Zoológico de Chapultepec al de Guadalajara, cuyo fin era la reproducción del gorila.

“Está bien que haya que abrirlo para tomar muestras de tejido, pero no entiendo por qué fue necesario desmembrarlo y destazarlo de esa manera”, dijo al exdirectora del Zoológico de Chapultepec, Marielena Hoyo.

Personal consultado bajo reserva de anonimato identificó la sala donde se llevó a cabo la necropsia de Bantú como el lugar donde se practican lo estudios a los animales que mueren.

En las gráficas se muestra la cabeza separada completamente del cuerpo. Además, al gorila le quitaron el labio inferior y le desprendieron parte de la piel de la cara.

También se ven bolsas tiradas en el suelo que contienen los órganos del gorila y pedazos del cuerpo sobre una plancha sanguinolenta.

“Me preocupa el trato tan indigno y falto de respeto tener los restos en el piso. Un instituto médico de primer nivel no permite el ‘sangrarío’ que se ve en las fotos y los órganos tirados en el piso”, comentó la exfuncionaria