Cuernavaca, MORELOS.- Lograr el acceso pleno de la población LGBTI+ a la salud, así como a condiciones dignas de trabajo y garantizar el derecho a la no discriminación, son algunos de los pendientes en la lucha en su favor. Sin dejar de reconocer los avances alcanzados en México, como es el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo, aún se debe combatir la violencia estructural.

En lo anterior coincidieron los investigadores de la UNAM, Alethia Fernández de la Reguera Ahedo y César Torres Cruz, en ocasión del Día Internacional del Orgullo LGBTI+ (28 de junio) y el movimiento del orgullo que se conmemora durante todo el mes de junio.

“Hay que unirnos y aliarnos en las resistencias y en la lucha por los derechos de la población de la diversidad sexual en México, porque a pesar de que el artículo 1° de la Constitución prohíbe todo tipo de discriminación, incluyendo la orientación sexual, seguimos viviendo en una sociedad muy homofóbica, muy transfóbica”, aseveró Fernández de la Reguera, académica del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ).

Lo más alarmante, agregó la también coordinadora del Laboratorio Nacional Diversidades de la UNAM, es que esta homofobia se da en los entornos más cercanos: familia, escuela, trabajo, acceso a servicios médicos, entre otros.

Torres Cruz, académico del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), indicó que es importante conmemorar este movimiento social, el cual inició hace más de cuatro décadas: salir a las calles y dar cuenta de que hay numerosas personas LGBTI+ en la sociedad que reclaman derechos y condiciones de vida más justas.

“Aunque no es el mismo contexto que en los años 60, cuando iniciaron estas manifestaciones en los espacios públicos o el de 1978 cuando se realizó la primera protesta del orgullo homosexual en la Ciudad de México, todavía las personas LGBTI+ enfrentan retos importantes, por ejemplo: la alta tasa de crímenes de odio que ubica a México –de acuerdo con el Observatorio de Sexualidad y Política– en el segundo lugar a nivel mundial”, dijo el experto en género, salud y sexualidad.

Orígenes

El movimiento del Orgullo LGBTI+ es un movimiento social que tiene sus orígenes en 1969, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, donde hubo redadas contra personas no heterosexuales, que se reunían en un pub.

Por redacción ddm / local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado