compartir en:

La lucha contra la pobreza en Morelos tuvo grandes resultados durante 2016 al consolidarse por primera vez una coordinación interinstitucional a través de la estrategia denominada “Morelos Sin Hambre”, la cual atendió a más de 20 mil personas de los 33 municipios del estado.

Bajo el eslogan “Juntos, sí podemos”, los gobiernos, federal, estatal y municipal realizaron trabajo conjunto para atender a la población de mayor vulnerabilidad en el estado, dijo la secretaria de Desarrollo Social (Sedeso) de Morelos, Blanca Almazo.

Recordó que la estrategia se dividió en tres fases, la cual comenzó en enero de este año tras un acuerdo entre el gobierno federal y estatal, a fin de enfrentar algunos de los principales indicadores de pobreza que presenta Morelos.

Almazo explicó que la primera etapa consistió en la planificación de la estrategia y el diagnóstico del impacto que se buscaría en la entidad, el cual identificó las zonas de mayores carencias, siendo Cuernavaca, Yautepec, Cuautla, Ayala, Jiutepec, Temixco, Puente de Ixtla, Emiliano Zapata y Xochitepec los municipios que requerían mayor atención.

La segunda parte implementó -de abril a julio- 35 Jornadas Municipales logrando que más de 20 mil personas conocieran y se afiliaran a los diversos programas sociales como Seguro Popular, Pensión para adultos mayores “Más 65”, Seguro de vida para Jefas de Familia, entre otros.

La titular de la Sedeso indicó que en el mismo periodo se realizaron visitas domiciliarias en alrededor de 60 mil hogares, que permitió conocer la condición de los mismos e incidir con derechos sociales en aquellos en los que era necesario.

Además, se realizaron 33 Reuniones Técnicas de Trabajo con autoridades municipales, a fin de dirigir los recursos disponibles hacia los objetivos de la estrategia.

Se impulsó durante dos meses la Campaña Especial de Certificación, que a través del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), permitió registrar a 19 mil 765 personas con carencia de educación básica para presentar examen de conocimientos y concluir la primaria y secundaria.

Las jornadas permitieron la filiación de 45 mil personas al Seguro Popular y casi 10 mil 500 mujeres inscritas al Seguro de vida para Jefas de Familia, con lo que ya suman 140 mil mujeres en el estado con este beneficio, al tiempo que se afiliaron tres mil adultos mayores al programa Más 65.

Durante la tercera etapa se realizaron reuniones para evaluar el impacto de los programas y dar seguimiento a los compromisos adquiridos en la estrategia.

Otros de los resultados de Morelos Sin Hambre durante 2016 fueron la apertura de cinco nuevas lecherías Liconsa y 30 tiendas Diconsa, así como 105 mil beneficiarios del Sistema de Alimentación y Nutrición del DIF.

Los objetivos de la estrategia fue llevar a la población programas a los que tiene derecho y que son gratuitos, con el propósito de mejorar las subcarencias de pobreza que se tienen en seguridad social, alimentaria y calidad de la vivienda.

Se contempla que en 2017 se mantenga la promoción focalizada de los programas sociales enmarcados en la estrategia para lograr una ciudadanía socialmente corresponsable, participativa y que ejerza sus derechos.