compartir en:

Puente de Ixtla, MORELOS.- Apoyada de una intérprete del lenguaje de señas, Adriana Urióstegui Soto habló de su experiencia como alumna de la UTSEM con mucho orgullo, de sí misma y de quienes la rodean y acompañan en el camino de alcanzar una meta y hacer lo imposible.
Es alumna del cuarto cuatrimestre de la carreta de gastronomía; quiere ser chef y se esfuerza y hace lo necesario para ello, incluso ser alumna universitaria a pesar de ser sordomuda.
“Recuerdo que cuando vine por primera vez, después de ingresar, me quede sorprendida, porque todos se interesaron en aprender el idioma de los sordos y la cultura, desde administrativos y académicos, para saludarme”, dijo y agregó que eso la animó a seguir adelante en una escuela incluyente.
Con evidente emoción, Adriana agradeció a todos la ayuda que le han dado para ser una alumna normal, pero en especial, agradeció a su madre y al gobernador, Graco Ramírez, por hacer que las personas sordas puedan tener una educación universitaria incluyente.
A nombre de los egresados, Adriana Rodríguez, hizo extensivo el agradecimiento, empezó por los que donaron el terreno, pasó por el mandatario y terminó con ellos mismos, por darse la oportunidad de un mejor futuro.
“Hago un reconocimiento a quien tuvo que trabajar y estudiar a la vez, no es fácil pero comprendieron el valor del tiempo, de las personas,  de los sentimientos y la educación, razón por la cual hoy estás aquí”, exclamó.
De manera especial se refirió a los papás, “están aquí sintiéndose orgullosos de nosotros porque nos graduamos, pero  son nuestro orgullo y les agradecemos porque no seríamos nada sin ellos”.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]