compartir en:

Emiliano Zapata, MORELOS.- En compañía de parientes, vecinos y amigos, la familia Mena dio el último adiós a Juan Mena López y Juan Mena Romero, víctimas de los hechos ocurridos el miércoles en el Paso Exprés.
El velorio se llevó a cabo en el domicilio de la familia, ubicado en la calle Tampico, de la colonia Capiri, de Emiliano Zapata.
En este sitio, Sonia Mena, hermana e hija de los difuntos, junto con Sergio Martínez Rivas, jefe de la empresa donde laboraban en Jiutepec, dieron un comunicado.
En medio del dolor, relataron el fatal incidente; padre e hijo acudían a su trabajo a las 5:30 de la mañana, en medio de la lluvia y oscuridad, lo cual les impidió apreciar el socavón.
Sergio Martínez declaró que la última y única comunicación que  tuvieron con ellos fue por vía mensaje, donde Juan hijo avisó a sus compañeros de trabajo y también a su pareja, Esmeralda Gómez, para que pidiera ayuda.
Sonia Mena dijo que son cuatro personas, incluyéndose, las que dependían de los ahora occisos, y que eran su único sostén.
En medio de las lágrimas, pidió justicia y castigo para los responsables de lo que calificó como una negligencia.
“Lo único que pido es justicia, este dolor no se lo deseo a nadie, la armonía de esta familia fue destruida por una negligencia”, dijo.
Tanto Sonia, familiares y vecinos, recordaron que padre e hijo eran muy trabajadores, responsables, amorosos, cariñosos, y lamentaron su muerte.
Destacaron que Juan hijo era muy dedicado a sus dos hijos, uno de 7 y otro de 4 años,  era amante del deporte, mientras que Juan Padre era muy dedicado a su familia, una persona saludable y gentil.
“Yo era patrón de ellos, sobre todo de Don Juan, con 27 años de conocerlo, poca gente como él, jamás tenía que andarlo correteando para que hiciera su trabajo”, aseguró Sergio Martínez
Don Juan se dedicaba al área de embutidos de cerdo y Juan hijo de la distribución de pollos.
“Por el día de hoy pedimos que respeten nuestro duelo, lo único que pedimos es justicia”, dijeron los familiares.
Al finalizar el comunicado, alrededor de las 12 del día, amigos, familiares y vecinos caminaron en el cortejo fúnebre, acompañados con música de viento, hacia la capilla del Espíritu Santo, donde realizaron una ceremonia religiosa de cuerpo presente.
Alrededor de las dos de la tarde continuaron hacia el panteón municipal de Zapata, en donde la familia Mena y vecinos dieron el último adiós a padre e hijo, conocidos, queridos y respetados vecinos de la colonia Capiri.

Sepelio. En el panteón municipal de Emiliano Zapata, familiares, vecinos, conocidos y compañeros de trabajo de los ahora occisos les dieron el último adiós.

 

Por: Maya Ocampo /  [email protected]