compartir en:

Mönchengladbach.- El Borussia Park fue testigo de los últimos minutos del gran capitán Bastian Schweinsteiger, quien dijo adiós a la Selección de Alemania y logró irse con una una victoria por 2-0 ente Finlandia. 

Además, el combinado teutón renovó ilusiones, pues dicho triunfo le brindará ánimos en la eliminatoria rumbo a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

El combinado germano dominó de principio a fin las oportunidades de peligro, pero fue hasta el segundo tiempo cuando logró mover el marcador 1-0 a su favor, con el gol de Max Meyer.

Sin sobresaltos, el seleccionado campeón del mundo en 2014  sellaron el 2-0 tras una pifia en defensa del finlandés Paulus Arajuuri al minuto 77.