Zacatepec.- Contra Cañeros y en el estadio Agustín “Coruco” Díaz sería el partido de despedida de la Selección Mexicana que participará en los Juegos Olímpicos de Río 2016.
El encuentro se disputaría el 19 de julio, en horario aún por confirmar, luego de que en esa fecha se cayera un amistoso contra la selección de Iraq.
Las pláticas van muy avanzadas con la Federación Mexicana de Futbol, y sólo restan detalles por definir antes de hacerlo oficial.
La administración del inmueble cañero, encabezada por José Montes, está haciendo un esfuerzo para traer al Tricolor por segunda ocasión.
Se debe recordar que el 2 de julio de 2015, la Sub-23 enfrentó y ganó al Zacatepec, en acciones que sirvieron a la selección para llegar a tope al Preolímpico en el que ganó su boleto a Río 2016.
“Si logramos convencer a la Federación, el partido sería el 19 de julio, en horario aún por definir.
“No lo hemos anunciado porque no está 100 por ciento confirmado. Hay detalles que necesitamos cubrir, como la logística del equipo.
“No veo mayores problemas, es cuestión de trámite; sin embargo, hasta no tenerlo seguro, no podremos darlo como un hecho”, indicó Montes.
De confirmarse, la afición morelense sería testigo del último partido en México de Hirving “Chucky” Lozano, quien después de los Olímpicos emigraría al futbol europeo.
También estarán elementos como José Abella (Santos), Érick Aguirre (Morleia), Toño Briseño (Tigres), Marco Bueno (Chivas), Carlos Cisneros (Chivas). 
Jorge Espericueta (Tigres), Carlos Fierro (Querétaro), Ponchito González (Monterrey), Érick Gutiérrez (Pachuca).
También Víctor Guzmán (Pachuca), Manuel Lajud (Tijuana), Raúl “Dedos” López (Pachuca), Hedgardo Marín (Chivas), Rodolfo Pizarro (Pachuca), Carlos Salcedo (Chivas) y “Cubo” Torres.
Además de los refuerzos mayores, el ya confirmado arquero Alfredo Talavera; y aún se busca que vengan Raúl Jiménez, del Benfica, y Andrés Guardado, del PSV de Holanda. i

Por Santiago Beltrán