XOCHITEPEC, MORELOS.- El gobierno municipal de Xochitepec, que preside Alberto Sánchez Ortega, se maneja entre el desorden administrativo, la opacidad y la asignación irregular de contratos de obra, de acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

A reserva de lo que pudieran arrojar las revisiones de la presente y la anterior administración municipal que en reelección ha encabezado Sánchez Ortega, la auditoría de 2017 sobre recursos federales da una muestra del desorden ahí imperante.

Todavía sin solventar al 100 por ciento, según datos de la ASF, la Auditoría de Cumplimiento Financiero con Enfoque de Desempeño 2017-D-17028-16-1093-2018, arrojó cinco promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y una recomendación.

Tan sólo en la revisión del gasto de 17 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal, se encontró por ejemplo que en lugar de poner a concurso el contrato de la obra 01/17, la entregó de forma discrecional de manera directa.

La ASF dictaminó entonces emitir una promoción de responsabilidad sancionatoria para el órgano interno de control del municipio de Xochitepec porque “… no acreditaron de manera suficiente la excepción a la licitación por medio de un dictamen debidamente fundado y motivado…”.

En otro caso de obra, la 006/17, se adjudicó en la modalidad de invitación a cuando menos tres contratistas “… se verificó que el municipio no presentó la documentación requerida en las bases de la licitación”.

Por lo anterior también se emitió una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria, pues no fueron presentados los documentos de las bases de licitación, lo que supone otra entrega de contrato de manera discrecional.

Otras anomalías

Entre otras anomalías en el gobierno de Alberto Sánchez, la Auditoría federal detectó incumplimiento en la entrega de Gestión de Proyectos, Avance Financiero y difusión de los anteriores en el primer trimestre, así como de Calidad y Congruencia del cuarto trimestre.

La recomendación en este particular es ilustrativa de las anomalías que ahí se presentan: “…que el Municipio de Xochitepec, Morelos, elabore un programa de trabajo con responsables  fechas perentorias para atender las debilidades e insuficiencias determinadas en la evaluación…”.

Entre las consideraciones de la Auditoría Superior de la Federación para casos como el abordado, está el requerimiento de la documentación que solvente las observaciones con un plazo tope de un mes, mismo que transcurrido no ha sido resuelto al cien por ciento, como lo indica la misma entidad federal. 

Revisión de FISMDF

La Auditoría revisó recursos del Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social.

Dictamen

Xochitepec no cumplió con la nomativa del fondo, y la Ley de Obra Pública.

"El Municipio de Xochitepec, Morelos, no acreditó de manera suficiente la excepción a la licitación pública a través del dictamen debidamente fundado y motivado, del contrato número XOCHI-DGDUSOYSP-RAMO 33 FONDO 3 AD 001/17.” Auditoría Superior de la Federación, Informe de Auditoría 2017. 

Alberto Sánchez Ortega. El edil priista preside el Ayuntamiento de Xochitepec en segundo periodo por reelección.

Por: STAFF DDM / local@diariodemorelos.com