La Confederación Internacional de Morelenses y nuestra comunidad Tlahuica se encuentran de luto por la terrible tragedia ocurrida recientemente en Estados Unidos.

Rubén Gerardo Galindo Sánchez, originario de Coatetelco, en Miacatlán, Morelos, fue asesinado cobardemente por oficiales del departamento de Policía de Charlotte, Carolina del Norte, el pasado 6 de septiembre del 2017 dejando en la orfandad a su pequeña hija Rubí de tan solo dos meses al momento de su fallecimiento.

El señor Román Galindo, padre del morelense abatido por policías de Estados Unidos, contactó a la Confederación Internacional de Morelenses para solicitar ayuda en la difícil situación que enfrentan, esperando una respuesta satisfactoria sobre los trágicos sucesos que enlutaron a toda la comunidad migrante.

El comité directivo de la Confederación Internacional de Morelenses, tomando cartas en el asunto, viajó hasta el poblado de Coatetelco para dar el pésame y ofrecer todo el apoyo posible a los familiares del migrante abatido por oficiales del departamento de Policía de Charlotte.

Inmediatamente, miembros de la Confederación Internacional de Morelenses  tuvimos la oportunidad de acudir al Senado de la República, donde fuimos recibidos por la Comisión de Asuntos Migratorios  que preside la senadora Layda Sansores San Román y José Jacques como secretario Técnico, donde se comprometieron en el recinto federal de la nación a dar una pronta solución, además de asistencia y apoyo para la familia Galindo Sánchez.

Por su parte, los senadores morelenses Fidel Demédicis Hidalgo y Lizbeth Hernández Lecona, sumaron esfuerzos y se acordó que el caso de Rubén Gerardo no quedará impune e incluso será presentado como un punto de acuerdo en la próxima sesión del pleno en el Senado de la República.

Asimismo, el canciller Luis Videgaray contactó a la Confederación Internacional de Morelenses y prometió dar seguimiento en el delicado caso.

Es importante manifestar la inconformidad de los familiares de la víctima en relación al reporte oficial del departamento de Policía  y solicitaron a la Confederación Morelense su intervención y ayuda para realizar una apelación que incluye la petición para que el Cónsul General y el Cónsul de Proteccion de Charlotte, Carolina del Norte, sean destituidos de sus cargos por omisión y por no haber asistido oportunamente a la familia de Rubén Gerardo Galindo Sánchez.

Les pedimos sus oraciones para la familia Galindo Sánchez.