Investigadores de la Universidad de Copenhagen descubrió en aguas cercanas aGroelandia, al que sería el vertebrado más viejo del mundo; un tiburón de la especieSomniosus microcephalus, el cual tendría una edad aproximada de 392 años de edad.

La edad fue calculada gracias al análisis de isótopos hecho a los ojos de animal. Si bien se tienen registros sobre la longevidad de este tipo de seres acuáticos, no se esperaba que alcanzara los casi cuatro siglos de vida; incluso los propios residuos adheridos a su cuerpo son testigo de su larga estadía en la Tierra, ya que se localizaron muestras de radiación de la década de los 50, así como vestigios de los primeros combustibles fósiles usados durante el S. XIX.

La razón de su larga vida, se debe a que su crecimiento es muy lento, crece un centímetro por año; no se puede reproducir hasta los 156 años. Lo cual resulta más sorprendente para algunos, pues no se explican cómo una especie con un proceso reproductivo tan espaciado, pueda seguir con vida en la actualidad y, al parecer, sin enfrentar la extinción inminente.

Con información de Science.