CUERNAVACA, MORELOS.- La reforma constitucional en materia de justicia laboral traerá más problemas que beneficios, consideró la secretaria del Trabajo, Gabriela Gómez Orihuela, luego de que la iniciativa presidencial para crear tribunales laborales y desaparecer las juntas de conciliación y arbitraje, avanzó con su aprobación en el Senado.
La funcionaria estatal dijo que la reforma a los artículos 107 y 123 de la Constitución no es clara en los lineamientos con los que las juntas de conciliación pasarían al Poder Judicial, y también coincidió con otras voces, en que concentrar los conflictos laborales en este poder, traerá más problemas que beneficios a la impartición de justicia.
Tendría que considerarse el costo económico que conllevará la creación de tribunales en materia laboral, y establecerse cómo y bajo qué condiciones se extinguirían las actuales juntas de conciliación, locales y federales.
La reforma, remitida por el Presidente Enrique Peña Nieto al Senado, el 28 de abril, fue aprobada jueves con 98 votos y el dictamen se  turnará a la Cámara de Diputados.
La secretaria del Trabajo señaló que aún hay tiempo para que los diputados realicen foros consultivos con sindicatos, empresarios, partidos políticos, gobierno, entre otros actores, para que, dada su trascendencia, cuente con  el consenso.

CTM: resignada
El representante de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la entidad, Vinicio Limón Rivera, consideró que la enmienda en materia laboral es mitad buena y mitad mala, para la clase trabajadora.
Es mala porque rompe con el tripartismo en la resolución de conflictos laborales, para que sean los jueces los que determinen de manera unilateral; es decir, se judicializarían las relaciones de los patrones con sus trabajadores.
Pero es buena, porque concede voto secreto para elegir libremente a representantes sindicales, los cuales también estarían obligados, con más rigor, a la rendición de cuentas.
“Esta ley abonará a que se acabe con las organizaciones fantasmas que se dedican a esquilmar a trabajadores y patrones”, afirmó en un tono de resignación de la reforma propuesta por el jefe del Ejecutivo. Cabe señalar que la CTM está sectorizada al partido tricolor.

"Tendría que considerarse el costo económico que conllevará la creación de tribunales en materia laboral.” Gabriela Gómez, secretaria del Trabajo

Algunos contras de la reforma:
Durante varios años habría un doble gasto en la justicia laboral, debido a que los trámites iniciados con anterioridad a la entrada en vigor de los cambios, se desahogarán conforme a la legislación vigente al momento de que iniciaron.

La creación de un Centro de Conciliación Federal, que atenderá a todo el país, centraliza los trámites de sindicatos, lo que significa que los representantes de estos tengan que viajar a la CDMX, a menos que se creen delegaciones en los estados, esto se traducirá en más burocracia.

Se condicionará a los trabajadores a acudir a una audiencia conciliatoria en los centros de conciliación que, al no ser órganos jurisdiccionales, no existen los mecanismos para obligar el cumplimiento de los acuerdos a favor de los trabajadores.

JCyA. Se integra con representantes del gobierno, de empresarios y  del trabajo.

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...