CUERNAVACA, MORELOS.- El director general de Salud Pública de Cuernavaca, Ulises Sotelo Hernández, descartó un brote de hepatitis fulminante, luego de que circuló en las redes sociales la contaminación de varias personas por consumir alitas de pollo en un establecimiento de avenida Río Mayo.
Por lo anterior, se realizo una investigación en los hospitales de la ciudad para corroborar tal información, sin embargo, no se reportó pacientes con las características de la hepatitis fulminante.
Se acudió a la Dirección Sanitaria Número Uno, sin tener reporte de esta enfermedad, lo que sí se detectó es que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró el negocio, pero por anomalías relacionadas con la infraestructura del establecimiento.
Sotelo Hernández informó que se verificó el manejo e higiene de los alimentos del negocio. “No se detectó nada, lo único que encontró fue que el personal no contaba con la vestimenta adecuada y las credenciales de sanidad”, por lo que se dio un plazo para remediar los señalamientos.
El director general de Salud Pública del municipio informó que desde el pasado fin de semana se implementan operativos en establecimientos que venden comida como las alas de pollo y otras presentaciones.
Las verificaciones sanitarias se realizan de manera aleatoria en todos los negocios que venden comida para evitar una alerta epidemiológica. “Las supervisión se aplica de manera confidencial y sorpresiva”, señaló el funcionario municipal.

Por calor
Las consultas médicas por diarreas aumentan en un 30 por ciento en época de calor. Y el 80% de los padecimientos no requiere antibióticos.

Por: Ddm Redacción / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...