Jiutepec, Morelos.- El secretario del Ayuntamiento, Carlos Benítez Urióstegui, descartó que en este municipio se vaya a cambiar el actual esquema del programa “Conduce Sin Alcohol”, también conocido como alcoholímetro, y que consiste sólo en la detención del vehículo del infractor.

Explicó que el programa, desde su inicio fue diseñado como preventivo, por lo que no tienen considerado que en las pruebas de alcoholimetría se pueda llegar a la detención del conductor como se realiza en la Ciudad de México (CDMX), pues se puede considerar como una doble sanción.

Dijo que sancionar al conductor y además llevarse el vehículo se podría equiparar a una máxima del derecho que señala que “nadie puede ser juzgado por el mismo delito (en este caso falta administrativa)”, pues esta situación podría acarrear una lluvia de amparos en contra del programa y que el Ayuntamiento tendría que enfrentar.

“Nuestro objetivo con el programa del alcoholímetro es que aquellas personas que no están en condiciones de conducir lo hagan, como una medida de prevención de accidentes, se les multa y detiene el vehículo, mientras que ellos puede irse a su casa con seguridad, a través de otro de nuestros programas que es el Taxi Amigo, con conductores debidamente certificados”, señaló.

Agregó que al tratarse de un programa preventivo y no recaudatorio, el monto que se reciben por las multas impuestas en el alcoholímetro, en promedio 100 mil pesos por día de su aplicación, se destina a programas de prevención y para la adquisición de los insumos del propio programa. 

Por: Rogelio Ortega
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...