compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El maestro, catedrático y legislador local y federal por el PRI, Tomás Osorio Avilés, murió ayer a la edad de 65 años, víctima de un infarto cerebral.
Tomás Osorio fue un priista destacado, que inició su labor pública al lado del también finado ex gobernador Antonio Riva Palacio López.
Se distinguió por su constante preparación académica y su actualización curricular; cursó la maestría en Derecho Constitucional y antes de su deceso cursaba una segunda maestría en Derecho Parlamentario.
Fue diputado local en la XLIV Legislatura, y federal en la LV; secretario general y secretario Técnico de la Junta Política del Congreso en la LI Legislatura.
Fue autor de los libros “Lecciones de derecho municipal” y “El municipio en el Estado de Morelos”; su más reciente obra se tituló “La cultura del esfuerzo” (biografía).
Ayer fue despedido por su familia, amigos y conocidos que le reconocieron como un priista sobresaliente.
Le sobreviven su esposa, Lupita Demesa, y sus hijas Mónica, Alejandra y Viviana.
Tomás Osorio Avilés siempre compartió su conocimiento con sus allegados, y como columnista, analista político y comentarista en medios escritos, radiofónicos y televisiones del estado de Morelos.
Su último cargo fue el de oficial del Registro Civil del Ayuntamiento de Cuernavaca, en 2016. Mañana cumpliría 66 años de edad. Descanse en paz.

Político de carrera
Tomás Osorio Avilés se desempeñó además como asesor de diputados, presidentes municipales y magistrados por su amplio conocimiento.

Último adiós. Familiares y amigos se reunieron para despedir al abogado Tomás Osorio.

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]