compartir en:

 El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Perez, reconoció que en México la igualdad, inclusión y respeto hacia las personas con discapacidad continúan siendo asignaturas pendientes.

Frente a diputados federales y locales, urgió a avanzar en la salvaguarda de los derechos humanos de las personas con discapacidad, para romper con el sistema de exclusión estructural en el que han vivido desde hace muchos años.

Por ello, sostuvo que es fundamental concretar procesos eficaces de armonización legislativa locales, acorde con la Constitución General de la República y los instrumentos internacionales de los que el Estado mexicano es parte.

En la reunión de parlamentarios locales para la armonización legislativa de los derechos humanos de las personas con discapacidad, llamó a esforzarse por transformar la realidad y la vida de este sector.

Ello, dijo, mediante la consolidación de un marco normativo justo y congruente con la dignidad y los derechos de este sector poblacional.

"Nuestro desafío es lograr que participen activamente en sus comunidades y contribuyan en su desarrollo. Acabar con prejuicios y estereotipos que, en razón de la discapacidad de una persona, le nieguen o reduzcan sus posibilidades de vida y desarrollo", subrayó.

Reconoció que México se destaca entre los países que más han suscrito ordenamientos correspondientes a los sistemas universal y regional de protección de derechos humanos, pues ha ratificado prácticamente todos los instrumentos internacionales en la materia.

No obstante, advirtió que la vida que enfrentan quienes encarnan esta condición, constituye una clara muestra de las grandes lagunas existentes entre el papel que se firma y la realidad que exige su efectivo cumplimiento.

Se pronunció por avanzar hacia un nuevo paradigma, en el que estas personas dejen de ser vistas como objetos de caridad y asistencia, para convertirse en sujetos de derechos y obligaciones y se respeten sus libertades fundamentales

El titular de la CNDH apuntó que a pesar de los diversos esfuerzos emprendidos a nivel nacional e internacional para mover la vigencia y efectividad de sus derechos, todavía enfrentan condiciones adversas que las marginan de las oportunidades de desarrollo. “El reto es construir la igualdad partiendo de la diversidad”.

Comentó que existen, además, otros ámbitos que resultan de primordial atención y que son muestras de la exigencia de una armonización legislativa seria y profunda.