compartir en:

México.- En ocasión del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, que se conmemora este 23 de agosto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a las instituciones políticas y a la población en general a combatir cualquier forma de abuso y explotación.

Subrayó que, si bien la esclavitud y sus prácticas análogas están formalmente abolidas en la Constitución Política de México desde su promulgación, aún siguen vigentes algunas prácticas en diversos ámbitos que se esconden bajo el manto de lo privado.

Expuso que el reclutamiento forzado en la delincuencia organizada, los matrimonios serviles, la trata de blancas, la servidumbre por deudas, así como la compra de personas para ser usadas en los sectores de la economía y sus cadenas de producción como el agrario, textil, minero o de la construcción, son formas modernas de esclavitud.

Mediante un comunicado, la Comisión exhortó a las instancias de procuración de justicia federal y estatales para que aumenten y fortalezcan sus capacidades dirigidas a la identificación de posibles víctimas de esclavitud en México.

A la población en general le pidió reflexionar sobre el tema y evitar normalizar prácticas que degradan, discriminan y coartan la libertad de las personas, además de denunciar los delitos de trata de personas y esclavitud.

La organización señaló que en México, la esclavitud y sus prácticas análogas son delitos tipificados por la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.

Sostuvo que es deber de las autoridades contar con la capacitación suficiente para identificar casos y efectuar investigaciones proactivas, con el apoyo de otras instancias como el Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y sus representaciones en las entidades federativas.

Lo anterior, aseguró el ombudsman nacional, permitirá que los tratantes y esclavistas sean presentados ante la justicia y reciban el castigo legal correspondiente y que las víctimas sean liberadas y se les restituya el goce de sus derechos.

Mencionó que de acuerdo con el Índice Global sobre Esclavitud 2016, al menos 54.8 millones de personas en el mundo son víctimas de trabajos forzosos y esclavitud.

La CNDH subrayó que en esta fecha se recuerda a las víctimas de trata transatlántica y de quienes lucharon el 23 de agosto de 1791 en Santo Domingo (hoy Haití) y en la República Dominicana, donde inició la rebelión que conduciría a la abolición de la esclavitud.

La Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) aprobó la celebración de la fecha en 1997, con el propósito de inscribir la tragedia del comercio de esclavos en la memoria de todos los pueblos.

"Se trata de una oportunidad para efectuar un examen colectivo de las causas históricas, los métodos y las consecuencias de esa tragedia, así como analizar las interacciones que dieron lugar entre África, Europa, las Américas y el Caribe", concluyó.