Cuernavaca, Morelos.- En vísperas de Navidad, la familia Bustos Arce confía en que el amor del niño Jesús toque el corazón de las personas y apoyen a reunir fondos para adquirir un aspirador estándar que le permitirán vivir a Jacob Alexander.

Hace cinco meses nació el pequeño Jacob, en apariencia era un bebé sano que llegó a alegrar la vida de sus padres, Laura y Jesús, ambos de 19 años de edad, quienes a pesar de las carencias y dificultades durante el embarazo decidieron salir adelante.

Sin embargo, al poco tiempo de nacido los pulmones del pequeño colapsaron provocando que su estado de salud se complicara. 

En estos momentos Jacob permanece internado en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM) en donde su vida depende de un aparato.

“Mi niño necesita de un aspirador estándar para que se lo coloquen en la tráquea con lo que impedirán que las flemas o algún líquido se vaya hacia sus pulmones, pero no tenemos dinero para comprar ese aparato que cuesta siete mil pesos”, comentó la señora Roxana, su abuela materna.

Compartió a Diario de Morelos que desde que Jacob nació, su hija Laura no trabaja debido a que el estado de salud del bebé es complicado y se la pasa cuidándolo en el hospital, mientras que Jesús, el papá del bebé, es cargador en el centro comercial “Adolfo López Mateos”, por lo que sus ingresos no son estables ni abundantes.

“Es difícil la situación, los papás de mi niño son jóvenes que están preocupados por la salud de su bebé, están buscando la forma de conseguir recurso, pero ha sido muy difícil, por eso pedimos la ayuda de ustedes, de la gente que nos quiera apoyar para poder reunir los siete mil pesos que se necesitan para comprar el aparato”, comentó.

La madre de familia confió en la buena voluntad de las personas para que puedan contribuir para que Jacob pueda seguir viviendo.

Por: Marcela García
[email protected] 

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...