compartir en:

La aplicación recolecta datos de menores, cosa que está prohibida por las leyes estadounidenses.

Disney fue denunciada por el presunto rastreo ilegal de la actividad y datos personales de niños que usan la aplicación “Disney Princess Palace Pets”.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, la demandante fue una madre de familia identificada como Amanda Rushing, quien se presentó en un tribunal federal de San Francisco.

La acusación contra Disney indica que la empresa ha hecho prácticas ilegales pues la información que se reúne puede ser vendida a terceros para personalizar publicidad que se enfoque en niños.

La queja surgió luego de que se apelara a la ley de protección de la privacidad en línea de los niños que impide que los desarrolladores de software recojan información de menores de 13 años.