compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Vecinos de las colonias Acapantzingo y Palmira se encuentran inconformes ante la construcción de varios edificios y condominios en estas colonias.
    Específicamente, señalan el que se encuentra en calle Morelos, de Acapantzingo, pues comentan que han sido edificado en parte de la barranca que cruza por el centro de Cuernavaca, y que este tipo de construcciones está acabando con la naturaleza y paisajes de la capital del estado.
    “Con qué derecho perjudican así, de esta manera, dañan la naturaleza y aparte le tapan toda la vista a las casas colindantes”, comentó la señora Marcela Bernardi, quien ha mandado decenas de oficios tanto a Gobierno estatal como municipal, pidiendo ayuda y supervisión en las obras, para que no se violen las leyes.
También, han juntado firmas entre todos pidiendo que no permitan que se construyan edificios con más de tres pisos.
La señora Estefanía Ruiz, quien cuenta con domicilio en avenida Rufino Tamayo, comentó que tras la edificación de estos departamentos su alberca y jardín se han quedado en la sombra, “no es justo que quienes contamos con casa propia, nos vengan a tapar de esta manera, mejor que construyan casas, pero no edificios de más de seis pisos”, comentó.
Ante esta situación los vecinos exigen que el Ayuntamiento no otorgue más permisos para construir más pisos de los que las leyes permiten, pues han resultado afectados.

Pruebas. La señora Marcela Bernardi ha enviado oficios a diferentes autoridades para detener las construcciones.

Entre la barranca. Las construcciones se asoman entre la vegetación; colonos afectados aseguran que los permisos pueden ser irregulares.

Les quitan el sol a los habitantes
Los edificios han dejado en penumbra a varios colonos quienes demandan parar las construcciones.

6 pisos de altura tienen los condominios que se han construido

1 vecina denuncia que su casa se ha quedado en la sombra total

 

Por: Valeria Ortega /  [email protected]