compartir en:

Para gozar un fin de semana lleno de alegría y convivencia entre familia, amigos y en pareja, decenas de capitalinos se dieron cita en Kookaburra, uno de los restaurantes con mayor asistencia familiar en Cuernavaca.

Tras haber pasado una ardua semana llena de trabajo y estudio, los comensales tuvieron un deleite nocturno lleno de sabor con los exquisitos platillos a la carta, acompañados de bebidas preparadas, además de naranjadas y refresco para los más pequeños.
Con una increíble vista de Cuernavaca sobre la terraza del tercer piso de la plaza y teniendo como fondo musical temas de jazz mezclados por un DJ, los presentes vivieron una noche llena de amor, amistad y armonía, en la que celebraron cumpleaños y aniversarios, aprovechando el momento para hacer un brindis y tomarse la fotografía del recuerdo. 

Por: Daniel Solano