Robín Reza Gutiérrez, un joven talentoso originario de Cuernavaca, tiene gusto por el diseño y ha logrado lo que pocos se atreverían, innovar mediante el arte y transmitirlo con bellas prendas, utilizando el rebozo mexicano. Al principio, fue para su satisfacción, posteriormente y con visión empresarial, el joven puso su negocio y ahora su marca es reconocida a nivel nacional e internacional, con el nombre
“Yolovetl”.
Su hermana Tete Reza atiende un negocio, establecido en el centro y dice que le enorgullece que su hermano haya usado algo como el rebozo para hacer, al principio, zapatos, después, carteras, bolsas, cinturones, botas, vestidos, tenis, corbatas y zapatillas.