compartir en:

Lisboa.- En el Benfica existe cierta incertidumbre ante la latente posibilidad de que el atacante mexicano Raúl Jiménez abandone al club.

Las Águilas son conscientes de que las ofertas pueden llegar por el hidalguense para que se marche a un equipo de mayor relevancia y la negociación tenga dividendos para el cuadro lusitano.

Benfica pagó al Atlético de Madrid 22 millones en lo que ha sido el fichaje más caro en la historia del club, así que la tarea es sacar jugo en un posible traspaso.

De los 3 atacantes de calidad que tiene Benfica, Raúl Jiménez es el que tiene más opciones de salir, pues el experimentado griego Mitroglou apenas extendió contrato por 4 temporadas más y el brasileño Jonas recién se recuperó de una lesión.