compartir en:

Guillermo Padrés Dagnino, hijo del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, dejó ayer el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (Ceferepsi), de Ayala, luego de que el Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales del Estado de México decretara su libertad inmediata, tras desistir la Procuraduría General de la República (PGR) en su acusación de delincuencia organizada y lavado de dinero por 178 millones de pesos, por lo cual permanecía preso desde noviembre del 2016.

Debido a ello un juez de Cuernavaca en cumplimiento a un exhortó notificó a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), la determinación de sobreseer el juicio en contra del hijo del ex gobernador, por lo que de inmediato fue puesto en libertad.