compartir en:

Cuernavaca.- Satisfactorio y lleno de emociones es como el boxeador morelense Brian Alexis González Morales califica este 2016, pues este año se dio su debut dentro del boxeo profesional.

Consagrándose como campeón nacional, en varias ocasiones, el morelense finalmente decidió dar el paso, después de quedarse muy cerca de llegar a los Juegos de Río 2016.

“Lo calificó muy bueno, creo que lo que hice en 2016 fue positivo, desde estar en mi tercera Serie Mundial, eliminarme con Lindolfo Delgado, medallista panamericano y centroamericano; luego ir al Preolímpico, en Argentina, que es donde termina mi carrera amateur.

“Cierro con dos peleas profesionales y las dos con knockouts en el primer round y se siente padre, porque todo el trabajo que he hecho se ve reflejado”, dijo.

Contento y relajado, Brian asegura que la experiencia que obtuvo en el Comité Olímpico Mexicano es la que ahorita lo está sacando a flote como profesional, pues se siente tranquilo y muy bien entrenado.

Aunque, sobre sus primeros compromisos, el tlahuica reconoció que sí hubo nervios, pero al final supo manejar la situación.

“Yo creo que sí hubo (nervios) en la primera pelea, había mucha gente expectante y muchos medios de comunicación, por lo mismo de que en el Comité me di a conocer.

“Hubo mucho nerviosismo, mucha tensión de qué iba a pasar en mi debut y por lo mismo me preparé. Yo creo que ahorita ya pasé esa tensión”, aseguró González.

Además, el buen sabor que dejó Brian en su primera pelea le valió para aparecer en la función de Julio César Chávez Jr., lo que le abrirá, aunado a su talento, más funciones.

“Yo creo que en 2017 habrá más que eso, ya la empresa me vio y por mis resultados me ha ofrecido bastantes peleas, espero que el 21 de enero pueda reaparecer en el ring”, dijo.

También, Brian González ya se mentaliza en sus futuras peleas, pues está consciente de que el nivel se irá incrementando, si es que quiere pelear por un título mundial.

“Empezamos a cuatro rounds, y creo que no son chavos fáciles, todos son rivales fuertes, pero por la experiencia que ya adquirí  me siento con experiencia para más rounds.

“Conforme vayan subiendo los rounds esto va a ir incrementando su complejidad, se va a hacer más difícil y estamos preparados para los mejores”, declaró.

Finalmente, el venir de una familia de boxeadores y que México sea semillero de campeones le da una fuerte motivación, pero una gran responsabilidad de lograrlo.

“Me motiva porque todos sabemos que nadie quiere boxear con un mexicano, es ir a golpes, fajarse, es una guerra, pero también es una gran responsabilidad; a nivel mundial saben que los mexicanos se mueren en la raya, entonces es un gran compromiso pero es una gran motivación que sepas que eres mexicano y sales a tirar golpes”, finalizó.