El director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, defendió hoy su decisión en 2016 de hacer público el descubrimiento de nuevos correos electrónicos de Hillary Clinton y dijo resentir las acusaciones de que esto ayudó a cambiar el curso de la elección.

“Esto es algo terrible. Me hace sentir naúseas pensar que quizá tuvimos algún impacto en esta elección, pero honestamente no cambiaría mi decisión”, dijo Comey ante un panel del Senado, en el que reafirmó su conclusión sobre la injerencia de Rusia sobre el pasado proceso electoral.

Por primera vez, desde que dio a conocer los correos electrónicos de Clinton, el 28 de octubre pasado, Comey explicó su razonamiento detrás de esa decisión, que tanto la excandidata demócrata como sus seguidores han insistido que le costó a la exsecretaria de Estado su triunfo en las elecciones del 8 de noviembre pasado.

Comey dijo haber estado consciente del efecto que su anuncio podría tener a 11 días de las elecciones, pero dijo que haber callado equivaldría a encubrir, y eso habría sido “catastrófico” para el FBI y más allá.

“Honestamente, como lo dije antes, no creo haber tenido otra opción (...) y la  actual investigación sobre Rusia lo ha confirmado”, dijo.

Al respecto, Comey reafirmó la valoración de su agencia y otras en la comunidad de inteligencia de que la injerencia de Rusia en las elecciones mediante el "hackeo", tuvo como fin perjudicar a Clinton y beneficiar la candidatura de Donald Trump.

Sobre las razones que tuvo el presidente ruso Vladimir Putin para ordenar esas campañas, Comey explicó que la valoración de las agencias de inteligencia es que el líder ruso odia a Clinton “y quería hacer daño de cualquier manera posible".

“Putin creía que era más fácil llegar a acuerdos con alguien con un trasfondo de negocios que con alguien que había crecido en un ambiente más gubernamental”, precisó.

El directivo dijo que la FBI tiene enorme confianza de que el ‘hackeo’ conducido contra los estudios cinematográficos de la empresa de SONY fue obra de Corea del Norte, de la misma manera que el ‘hackeo’ contra las oficinas del Comité Nacional Demócrata fue obra de Rusia.

“Creo que una de las lecciones que particularmente los rusos pueden haber sacado sobre esto, es que esto funciona. Y como dije hace un mes, espero verlos de nuevo en 2018, especialmente en 2020”, dijo Comey en alusión a las elecciones legislativas y presidenciales que tendrán lugar, de manera respectiva, en esos años.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...