En la audiencia de este día el tribunal colegiado encontró culpable de homicidio culposo y conducir en estado de ebriedad a Carlos Salomón Villuendas, conductor del BMW que chocó su vehículo en el Paseo de la Reforma el 31 de marzo de 2017, provocando la muerte de cuatro personas.

En la audiencia de resolución final, los colegiados encontraron las pruebas suficientes para proceder en contra de Villuendas, pues tenía exceso de alcohol en su sangre.

En dicha diligencia el imputado dirigió unas palabras a los familiares de los fallecidos, a quienes dijo:

"Prefiero morir mil veces antes de ser culpable de matar a mis amigos".

El próximo jueves se le dictará la individualización de la pena y se fijará el monto para la reparación del daño.

El pasado viernes el Ministerio Público presentó testimonios de familiares de tres de las cuatro personas fallecidas a causa del accidente.

En dicha audiencia los miembros de la familia negaron conocer al acusado y que los familiares hayan sido amigos.