compartir en:

Barcelona.- El futbolista Leo Messi y su padre Jorge Horacio declararón ayer como acusados de defraudar 4,16 millones de euros (4,63 millones de dólares) al fisco español, procedentes de los derechos de imagen del futbolista entre 2007 y 2009.
“Yo sólo jugaba futbol. Firmaba los contratos porque confiaba en mi papá, en ningún momento pensé que me iba a engañar, lo hacía porque él lo decía. No sé nada de ese tema y nunca me interesé”, declaró el jugador del Barcelona ante el tribunal.
Por su parte, Jorge Horacio Messi subrayó que “Lionel no sabía nada de esta estructura” y que él también se desentendió del ‘modus operandi’ del bufete para gestionar los derechos de imagen de su hijo. “Yo sabía que al final del año algo se pagaba, pero no sabía ni dónde ni cuándo”, apuntó su papá.

Por: DDM STAFF