compartir en:

Jiutepec, Morelos.- El Cabildo de este municipio declaró a las fiestas de Santiago Apóstol, al primer domingo de Cuaresma y al Brinco del Chinelo, como patrimonio inmaterial del municipio, lo que representa un primer paso para la declaratoria por parte de la Unesco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
El secretario del Ayuntamiento, Carlos Benítez Urióstegui, dijo que se trata de reconocer y preservar los sitios históricos con que cuenta Jiutepec, consistentes en tumbas de su panteón municipal, el convento del siglo XVI, el jardín Centenario y el zócalo, además de inmuebles históricos.
“En Jiutepec estamos obligados a defender nuestra cultura y nuestras tradiciones, por ello, este gobierno del alcalde José Manuel Agüero apoyó esta iniciativa, hoy protegemos nuestra historia y tradiciones, como es el mandato de los jiutepequenses”, señaló el funcionario municipal.
Benítez Urióstegui señaló que, por el momento, sólo se enfocan al rescate de sus instalaciones históricas y la protección de sus fiestas, pero no descartó que en un futuro cercano se haga la petición a la ONU, para que de esta forma se puedan recibir recursos federales para su conservación.
Sin embargo, no se trata de un trámite fácil, pues luego de muchos años, apenas hace un par de años, la festividad del Día de Muertos del poblado de Ocotepec, en el municipio de Cuernavaca, fue reconocida por la Unesco, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Además del Patrimonio Inmaterial, el gobierno de Jiutepec busca que se reconozcan como patrimonio histórico cultural tres tumbas del panteón municipal, el Jardín Centenario, el ex convento del siglo XVI, e inmuebles históricos.
Asimismo, denominaron  como Zona de Monumentos y de Patrimonio Cultural, a las localidades de Atlacomulco, Tejalpa, Cliserio Alanís, Las Fuentes y a la Cabecera Municipal de Jiutepec.

Por: Rogelio Ortega
[email protected]