compartir en:

Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), señaló que habrá reformas en el reglamento para evitar que se repitan sucesos como los ocurridos la última semana entre futbolistas y árbitros.

“Para exigir respeto hay que ofrecer respeto, eso es fundamental en la vida del ser humano porque los hechos del miércoles han trascendido las barreras del respeto, se han generado pasiones innecesarias y se han dado hechos por los cuales todos estamos avergonzados”, dijo.

Por ello, agregó, “he convocado a toda la familia del fútbol, a los clubes, a los jugadores, a la Comisión de Arbitraje, a todos mis compañeros que a partir de esta situación muy desagradable construyamos un nuevo entorno y perfeccionemos el marco regulatorio a partir de un valor fundamental, el respeto”.

Consideró que “esta será una misión larga que deberá concluir en el verano en el que pueden reformar y perfeccionar los reglamentos y procesos, pero empieza desde ahora, a partir de este valor fundamental que es el respeto, reitero, para pedir respeto hay que dar respeto y primero está el dar antes que recibir”.

Manifestó que la lesión de Isaac Brizuela, así como los problemas en los que se vieron involucrados el defensa paraguayo de América, Pablo Aguilar, y el delantero argentino Enrique Triverio, deja mal a todo el futbol mexicano.

“Quedamos muy mal todos, pero quedamos muy mal porque nos estamos faltando al respeto, el futbol lo conocemos, tiene situaciones, accidentes y acciones no deseadas, quedamos mal todos y por eso debemos construir a partir de un pilar que se llama respeto”, sentenció.