En el caso del poblado Ocotepec, ayer, las familias llevaron al camposanto lo que pusieron en la ofrenda para comerlo con sus parientes fallecidos.

Fotos: Maya Ocampo/DDM