A pesar de que el gobierno municipal de Tepoztlán ha incumplido con los requisitos del Programa Pueblos Mágicos, las autoridades de la Secretaría de Turismo y Cultura planean “promoverlo”, junto con Tlayacapan, en el primer Tianguis de Pueblos Mágicos, que se llevará a cabo del 24 al 27 de este mes, en Pachuca, Hidalgo.
El evento será el símil del Tianguis Turístico que se realiza en el Puerto de Acapulco desde 1975, y tendrá como objetivo el que los estados de la República en los que se ubican los 121 pueblos con el título de “mágicos” los promuevan y así mantengan o aumenten el número de visitantes y turistas.
El secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, informó que esta es una de las innovaciones de la dependencia a su cargo, luego del recorte presupuestal de la federación.

El tianguis viene a sustituir a la Feria Nacional de Pueblos Mágicos, de la cual se llevaron a cabo cinco ediciones.
El propósito del cambio es que por primera vez haya un espacio para que prestadores de servicios, promotores turísticos, tour operadores, etcétera, hagan citas de negocios y venta de paquetes turísticos.
Tepoztlán y Tlayacapan son los dos productos que la Secretaría de Turismo y Cultura tiene para “promover” en el magno evento; sin embargo, en los últimos años, el primero se ha mantenido con pinzas dentro del programa, debido a que no ha podido, o querido, controlar, entre otras cosas, la venta de alcohol en la vía pública, el comercio callejero en otras modalidades, que han impactado de forma grave la imagen urbana que los pueblos mágicos están obligados a conservar.

Ya en 2009, el municipio fue uno de los tres en el país, que perdieron el título, por problemas de ambulantaje, inseguridad y malos servicios públicos, y en 2018 el nombre de Tepoztlán volvió a aparecer en la lista negra de pueblos que perderían el “encanto”, debido a la desatención y el desinterés del gobierno municipal.
En ese contexto, es en el que la dependencia de turismo estatal asistirá al evento a “promocionar” al municipio, ahora incluso, señalado de no sólo permitir la venta de alcohol, sino también de piratería.