En el Aeropuerto Internacional de Mérida, aterrizó el avión cazahuracanes WC-130J Hércules, de la Fuerza Aérea de Estados Unidos

El objetivo de estos aeroplanos es ingresar al ojo de un ciclón tropical para recolectar información de las bandas nubosas, su ubicación exacta, la posible trayectoria y la velocidad de sus vientos.

Los vuelos al interior de estos fenómenos meteorológicos se realizan cuando representan una amenaza real de daños en tierra o cuando el incremento de las bandas nubosas es intempestiva.

De igual modo, este lunes, Rafael Pacchiano Almazán, secretario de Medio Ambiente y Recursos NaturalesRoberto Ramírez de la Parra director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobernador de la entidad Rolando Zapata Bello, encabezaran la ceremonia oficial de recepción.

Hércules WC-130J, tiene una longitud de 29.3 metros, 11.9 metros de altura y una envergadura, distancia de las alas, de 39.9 metros, y su tripulación está integrada por un piloto, un copiloto, un navegante, personal de reconocimiento aéreo y un oficial meteorológico.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...