compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- La Fepade habría obtenido una sentencia condenatoria de tres años en contra de quien fuera titular de la Delegación Lázaro Cárdenas durante la administración 2009-2012, presidida por Manuel Martínez Garrigós, María Asunción Díaz Flores, por el delito de alteración del registro federal de electores, mejor conocido como “Mapachegate”.
El 10 de junio del año 2011, un grupo de personas provenientes de la Delegación Lázaro Cárdenas, se presentaron en lo que hoy se conoce como el Museo de la Ciudad, en la avenida Morelos, mientras que al interior de celebraba una sesión de Cabildo.
La causa era que, en el transcurso de ese día, al menos tres personas de las colonias Chipitlán y Lázaro Cárdenas, habían sido detenidas por la Procuraduría General de la República (PGR) y trasladadas a penales de Veracruz, por delitos electorales cometidos en ese estado, de lo que responsabilizaban al ex alcalde capitalino y al entonces presidente del Comité Directivo Municipal del PRl, Erik Yahir Salgado Fernández.
El martes pasado, la Fepade habría obtenido finalmente la sentencia en contra de la autora material (no intelectual) del traslado de 440 personas a Veracruz, para un “cambio de domicilio”, por el que recibirían entre 200 y 320 pesos, y un paseo por las playas.
Los primeros detenidos, dos mujeres y un varón, durante su defensa, mencionaron a ex funcionarios de la administración municipal garrigocista, como las personas que los llevaron con engaños a Boca del Río, donde en julio de ese año se llevarían a cabo elecciones estatales, entre los nombres estaba el de María Asunción Díaz Flores, conocida en la demarcación como “Chonita”.
La mujer fue detenida por la PGR y trasladada al penal de Nayarit, en agosto del 2015, pero salió en libertad bajo caución, para enfrentar el proceso penal en su contra, pero ahora un juez federal ha decretado prisión en su contra. 

Mapachegate II

Se repite la estrategia 
En julio de 2013 fue abandonado un grupo de morelenses que fueron llevados al municipio de Álamo, Veracruz, para participar en la jornada electoral de ese municipio.
En su momento, el alcalde de dicha localidad, Héctor Hugo Vázquez Ledesma, les brindó el apoyo para que 26 de ellos regresaran a Morelos.
El edil de Álamo relató la forma en que llegaron a solicitar auxilio quienes fueron contratados por operadores políticos de Morelos para vigilar urnas, pero que al no prestarse a terminar siendo “reventadores” de la elección que tuvo lugar en ese y otros estados el pasado domingo 7 de julio, quienes los acarrearon terminaron por abandonarlos.
“Llegaron caminando, deshidratados; los acogimos y mandé a Seguridad Pública y a Protección Civil para que fueran resguardados en la comandancia”, dijo el munícipe, quien acotó que se trataba de un grupo de 26 personas, y que los mismos les informaron que en total eran 90 los que habían llegado el sábado 6 de julio.
“Fueron 26 personas las que se acercaron a pedirnos el apoyo, me comentaron que eran entre 90 personas, que en tres autobuses llegaron a la comunidad, estaban acampados en el Ídolo, con información de ellos mismos, y que un partido político los había contratado”, dijo Vázquez Ledezma.

Por: Rogelio Ortega
[email protected]