compartir en:

 A dos años del inicio de operaciones de la Casa de Medio Camino, este proyecto ha beneficiado a 34 jóvenes que por algún delito fueron internados en el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad (Cempla) y que han cumplido con su sanción, buscando reintegrarse a la vida productiva.
Foto: Especial / DDM