En la Catedral se realizó ayer el lavatorio de pies, acto que realizó Jesús a sus apóstoles, la noche previa a su Pasión y Muerte, en el cual ofreció un testimonio de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia, que los fieles católicos deben hacer con sus semejantes.

Por: STAFF / DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...