A 23 años y 4 meses de prisión fueron sentenciados Graciela y Jesús, por los delitos de homicidio calificado y robo de vehículo agravado, después de aceptar su responsabilidad durante un proceso abreviado, luego de que el 5 de agosto del 2017 privaran de la vida a una mujer, a quien estrangularon en el interior de su casa, ubicada en la colonia Progreso, en Jiutepec, para posteriormente hurgar en el domicilio y robar aparatos eléctricos, así como un auto Ford-Focus, color gris, tras acudir a la vivienda para realizarle una limpia y sacar las malas energías.