A 20 años de prisión, el pago de una multa y una reparación del daño de más de 500 mil pesos, fueron sentenciados Cipriano y José Juan por el delito de homicidio, luego de que el 29 de mayo del 2016 asesinaran a pedradas a Manuel para despojarlo de sus pertenencias y así poder pagar una cuenta de cantina, tras verlo pasar cuando se encontraban tomando en un bar denominado “La Curva de Chacampalco”, ubicado en la colonia Alfredo V. Bonfil, de Tlaquiltenango.