compartir en:

Jiutepec, MORELOS-Decenas de niños de la escuela Narcizo Medoza fueron a darle el último adiós a Diego, un pequeño estudiante de primaria ubicada en el Centro de Jiutepec.

Al salir de la escuela, junto con su mamá se dirigieron a su casa, ubicada cerca de la mina de tezontle, y justo a las 13:14 horas del 19 de septiembre caminaban cerca de la mina cuando se presentó un derrumbe.
La mamá y el pequeño quedaron atrapados entre los escombros; los vecinos y su familia de inmediato los auxiliaron, pero nada pudieron hacer para salvar al menor; la mamá fue trasladada al IMSS de Plan de Ayala.
Mientras la mamá del menor era atendida su familia preparaba el sepelio, tan sólo a una cuadra de la zona en la que se reportó el derrumbe de la mina. Este caso conmocionó a la comunidad al asegurar que se trataba de un menor muy querido. 

Marcela García
[email protected]